La cancelación de operaciones de Copa Airlines, United y Avianca, más la disminución en el número de frecuencia de otras aerolíneas internacionales, disminuye a 53 el número de vuelos que llegan al país, (si se incluyen las operaciones de La Costeña), y marcan una caída del 76%, al comparar con febrero de 2018, antes del estallido de la Rebelión de Abril.

Hasta febrero de 2018, las empresas que atienden el transporte aéreo nacional e internacional, atendían la llegada de 221 vuelos semanales al país, número que llegó a 141 (en noviembre 2019), producto de la brutal represión gubernamental en contra de los ciudadanos que protestaban reclamando elecciones libres.

Pero este domingo a las 10:01 de la noche, aterrizarán en Managua los últimos pasajeros provenientes de Panamá en un vuelo de Copa Airlines. Después de eso, los aviones de la compañía se quedarán en tierra debido a la orden del gobierno panameño de prohibir todos los vuelos internacionales, como medida de prevención para disminuir la cantidad de contagios por covid-19.

Copa tiene su hub (centro de conexión) en la capital del país canalero, desde donde sirve a 80 destinos en 33 países, incluyendo Nicaragua. La decisión ocurre después que United Airlines anunciara que suspende sus vuelos a partir de 1 de abril, y un día después que Avianca informara que cancelaba todos sus vuelos a partir de la medianoche del lunes.

Estos anuncios terminan de confirmar la previsión que ya habían hecho las agencias de viaje y aerolíneas de tener “cero ventas en abril y mayo”, dijo Carlos Schütze, vicepresidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).

Países enllavados

El cumplimiento de esos cálculos en general, “dependen de la apertura mundial de aeropuertos, según se vayan ampliando o recortando las afectaciones por la crisis, en el mundo y Nicaragua”, añadió.

Al explicar cómo afectará al sector, Schütze recuerda que “las agencias de viaje, al final, somos una aerolínea: vendemos boletos, rentamos autos, hacemos reservaciones en hoteles, trenes, cruceros, y todo eso está parado por el cierre de fronteras y aeropuertos. Los países están enllavados, y las aerolíneas dejaron sus flotas en tierra, así que se entiende que esperemos ventas cero”.

El empresario refirió que en este momento y en los próximos días, solo estarán abordando aviones las personas que las entidades necesiten mover de un país a otro, “pero son pocos los países donde se puede volar”, recordó.

La opción en este momento, son las ventas a distancia, que las empresas están haciendo vía WhatsApp, correo electrónico, telefónica, o en sus sitios web.

Schütze dijo que, entre las pocas opciones disponibles para regresar a Managua, se puede volar por Conviasa desde La Habana, siempre y cuando se encuentre una conexión desde el país donde esté el viajero, a la capital cubana, y tomando en cuenta que casi siempre están llenos los cuatro vuelos semanales de esa empresa que llegan al aeropuerto Sandino.

A partir de abril – mientras no se anuncien nuevos cierres o disminuciones de frecuencia – las pistas de nuestros aeropuertos se quedarán recibiendo vuelos de Delta, Spirit, American, Aeroméxico, Conviasa, y La Costeña.

Sigue aquí toda la cobertura de CONFIDENCIAL ante la amenaza del coronavirus en Nicaragua.

You May Also Like

Por qué los latinoamericanos se desencantan con la democracia

La generación millenial y las clases acomodadas anticipan una decepción, más que…

Reforestan área de manglares en la bahía de Chame

Uruguay a cumplir papel de favorito ante la Egipto de Salah

Ekaterimburgo, Rusia. Con la camiseta de favorito y su dupla de ataque…

Desvalijan cocina de escuela de Llano Largo, provincia de Los Santos